Carros Usados

¿Qué Significa el Título de Rescate?

By Odet Garcia Posted: 02/12/2019

Si está comprando un carro, probablemente ha visitado varios lotes de autos, hablado con los concesionarios e incluso visitado una subasta. Como muchos compradores de carros saben, los vehículos vendidos en una subasta vienen en todas las formas, tamaños y condiciones. Pero la característica más atractiva de los carros vendidos en subastas es el precio, especialmente los vehículos con título de rescate. Usted puede estar tentado a comprar un auto así. Pero no saber qué es un título de rescate puede jugar en su contra. Entonces, ¿qué significa este título y cuáles son los pros y los contras de comprar uno?

¿Qué es un Título de Rescate?

Entonces, ¿qué significa realmente este título? En palabras simples, se emite un título de rescate para un vehículo que ha sufrido daños y la compañía de seguros evalúa que es mejor pagar al propietario anterior en lugar de cubrir el costo de reparación. Los criterios que utiliza una compañía de seguros para considerar que un carro está en pérdida total varían de un estado a otro.

En promedio, si un carro sufrió daños y el costo de las reparaciones es el 70 por ciento del costo del vehículo en el momento del incidente, se declara una pérdida total y se paga una reclamación por ello. Sin embargo, este es un umbral promedio. En algunos estados, puede ser tan bajo como 50 por ciento, como en Iowa, o incluso tan alto como 100 por ciento en estados como Texas. En Michigan, por ejemplo, el carro obtiene el título de rescate si la extensión del daño oscila entre el 75 y el 90 por ciento.

Pero si se evalúa que el daño es el 91 por ciento del valor del vehículo anterior al incidente, el automóvil recibe un título de chatarra o lo que algunos estados denominan títulos de chatarra.

¿Cómo Obtiene un Vehículo un Título de Rescate?

Las razones para que un vehículo reciba un título de rescate varían. Podría haber tenido un accidente, daños por inundaciones u otras condiciones climáticas adversas como el granizo. En algunos estados, si un carro es robado y no es recuperado por la policía dentro de un cierto período de tiempo, ese carro se da de baja y la compañía de seguros paga una reclamación por ello. También puede encontrar que los carros que se han escrito con pintura en aerosol o que tienen ventanas rotas y cuya carrocería se dañó en un acto de vandalismo se cancelan y se convierten en vehículos de rescate.

Pero, se puede asumir a partir de los umbrales y la extensión del daño incluso, si a algunos carros se les otorga un título de rescate, esto no significa que no se puedan reparar. Legalmente, no puede conducir un carro con este título en una carretera a menos que pase por un proceso de recertificación y una inspección, de lo que hablaremos más adelante. Sin embargo, esto significa que puede comprar y conducir un carro con un título de rescate, pero hay cosas que buscar y un proceso que debe seguir antes de que esto sea legalmente posible.

Comprar Carros con Títulos de Rescate

Algunas estimaciones dicen que un carro con un título de rescate puede ser hasta un 75 por ciento más barato que un carro usado equivalente con un título limpio. Esto es excelente si está buscando un pago inicial más bajo. O si busca no preocuparse por el préstamo de un carro, no tener un crédito con una entidad privada, o incluso si su tarjeta de crédito no tiene cupo. Esto es particularmente bueno para las personas con un bajo puntaje de crédito.

Hay muchos factores que determinan el valor del carro y si esta diferencia de precio realmente vale la pena. Debe tener en cuenta que el vehículo necesita reparaciones y recertificaciones antes de volver a la carretera. Por lo tanto, es importante que tenga en cuenta esos costos en sus cálculos.

Dónde Encontrarlos

No podrá comprar un carro con un título de rescate en su concesionario local de carros usados. Los vehículos con estos títulos suelen ser subastados. Las compañías de seguros ponen estos carros en subasta para recuperar tanto efectivo como puedan con ellos. Con los diferentes umbrales para que un vehículo sea otorgado un título de esta clase, los carros puestos en subasta están en todo tipo de condiciones.

Algunos necesitarán mucho menos dinero y esfuerzo para ser reparados. Mientras que otros requerirán tiempo, mano de obra y nuevas piezas de repuesto. Algunos carros terminan en perfectas condiciones con un daño mínimo o ninguno. Si planea vender su auto, asegúrese de tener en cuenta el costo de las reparaciones en el presupuesto. Esto le ayudará a determinar el valor de reventa del auto.

Hacer la Investigación

Cuando vaya a comprar un carro rescatado en una subasta, debe estar preparado. La investigación juega un papel muy importante cuando se trata de comprar vehículos de rescate. Hay recursos que puede utilizar para verificar el historial del vehículo. Sin embargo, esto podría no mostrarle la condición completa y real del auto. Los defectos físicos, las abolladuras y hundidos son fáciles de detectar y, a menudo, fáciles de solucionar. Pero si un carro ha sufrido daños por inundación, es posible que no note nada malo.

Es posible que haya sido limpiado hasta el punto en que no vea moho ni nada malo en el auto. El problema puede crecer aún más si no puede iniciar el carro en el lugar de la subasta. Los vehículos inundados a menudo tienen problemas con las instalaciones eléctricas. Por ejemplo, los dispositivos electrónicos pueden estar fuera de lugar, pero si no los puede probar, no lo sabría. Si no puede evaluar la condición del carro usted mismo, es recomendable llevar a alguien con usted. Un mecánico o cualquier persona que pueda inspeccionar el carro, puede ayudarlo a detectar posibles problemas. Incluso se puede obtener un estimado de reparación original de la compañía de seguros.

Artículos Relacionados

  1. 12 Pasos para Escoger el Carro Adecuado para Usted 
  2. Todo lo que Necesita Saber sobre Comprar un Carro Usado 
  3. Cómo Comprar Carros y Otros Vehículos en Subastas en Miami
  4. Guía Completa para Enviar un Vehículo al Extranjero 

Adicionalmente, las subastas son una experiencia abrumadora, especialmente para alguien que asiste por primera vez. El ruido de la multitud, los parlantes gritan números y registran las ofertas, los autos se mueven, todo esto puede ser demasiado para un recién llegado. En estos casos, las compras en línea podrían ser una mejor opción. No solo puede evitar toda la conmoción, sino que también hay ciertas ventajas que puede aprovechar.

Si sabe qué auto está buscando, aquí hay algunos consejos para comprar vehículos rescatados. En primer lugar, compare en línea los precios del carro que desea. Hay muchos recursos para eso, como Kelley Blue Book o Cargurus. Reste alrededor de 50-75 por ciento de ese valor y ese es su presupuesto objetivo.

Las Ventajas de Comprar en Línea

Su siguiente paso es encontrar un sitio web de buena reputación. Por ejemplo, Auto Auction Mall tiene una enorme base de datos de vehículos rescatados para subasta. Las ventajas de estos sitios web son significativas. Se le asigna un agente con conocimiento del mercado. Tiene la oportunidad de navegar por los inventarios de subastas más fácilmente. Y, además, puede personalizar la búsqueda para incluir solo los vehículos con las opciones y las características de seguridad que necesita. Puede revisar todos los detalles disponibles incluidos en el listado y ver las fotos del auto.

Tendrá ayuda con las ofertas, la compra y la entrega del carro en su casa. Todo esto hace que la compra de autos sea una experiencia más atractiva en comparación con asistir personalmente a una subasta. También hay recursos adicionales disponibles a su alcance cuando navega en línea. Kelley Blue Book es sin duda un gran recurso, pero también hay sitios similares que puede consultar.

Cada vehículo listado para la subasta incluirá el número de VIN que puede usar para buscar el historial completo. Esto le puede indicar qué tipo de vida tuvo el auto anteriormente, y si se revisó con regularidad. Además puede encontrar patrones de reparaciones y piezas de repuesto que han fallado con más frecuencia a lo largo de la vida útil del auto. Pero su “lucha” con un carro que tiene un título de rescate comienza solo después de que se lo entreguen pues aquí es donde inicia el proceso de recertificación.

Reparando un Carro Rescatado

Un vehículo con un título de rescate no puede ser conducido legalmente en la carretera a menos que sea reparado y recertificado. El proceso comienza con las reparaciones. Dependiendo del estado, usted puede reparar el vehículo usted mismo o puede necesitar contratar a un mecánico certificado. Reparar un carro rescatado es un proceso meticuloso. Tome tantas fotos como sea posible del proceso de reparación. Haga un archivo y un catálogo con toda la información de las piezas de repuesto. Guarde todos los recibos de los repuestos que haya comprado para usar durante el proceso de reparación.

Obtención de un Título de Rescate Reconstruido

Una vez que se completan las reparaciones, todos los estados requieren que usted pase por el Departamento de Vehículos Motorizados y complete ciertos formularios. Por ejemplo, en el estado de Georgia, tiene que usar un reconstructor con licencia para el proceso de reparación. Pero antes de pintar el auto, debe inspeccionarlo. Esto puede ser realizado por inspectores privados certificados por el estado o en estaciones de certificación. Tiene que remolcar el carro hasta la estación de inspección. Algunos inspectores privados vendrán y completarán la inspección en su lugar. Importante: Cada estado tiene reglas diferentes cuando se trata de reconstruir autos. Asegúrese de seguir las pautas correctas eligiendo su estado en nuestra lista de Guías de Reglas para Títulos Reconstruidos.

Documentos y Fotografías

Por ejemplo, en Georgia, un reconstructor certificado presentará una solicitud de inspección de un vehículo motorizado reconstruido. Si vive en un estado en el que puede realizar las reparaciones usted mismo, se le pedirá que presente el equivalente del formulario T-22R de Georgia. Además, tendrá que presentar todos los documentos requeridos firmados por usted. Por lo general, incluyen una solicitud de etiqueta / título, y certificación de mano de obra y piezas, así como el título de rescate original.

Los requisitos varían de estado a estado, pero estos son los documentos generales que debe presentar firmados. Además, proporcione todas las fotografías del concesionario, verifique los informes históricos del vehículo para asegurarse de que no haya lavado de títulos. Esto sucede cuando un vehículo de rescate se traslada a otro estado que no reconoce la marca de rescate. Entonces, el auto recibe un nuevo título que puede ocultar su estado. Este movimiento ilegal puede aumentar significativamente su valor de reventa.

Tarifas y Seguro

Si un inspector privado inspecciona el carro, tendrá que pagar una tarifa de inspector.

Una vez que haya pasado la inspección, puede ir y enviar toda la documentación y los materiales al Departamento de Vehículos Motorizados de su localidad, así como el informe del inspector. También deberá pagar una tarifa estatal y una tarifa de título. Para evitar la tarifa del inspector privado, puede utilizar la estación de inspección estatal.

Sin embargo, el tiempo de espera puede ser mucho más largo. El seguro puede ser otro problema cuando se trata de lidiar con títulos de rescate reconstruidos. Las compañías de seguros son reacias a proporcionar seguros de responsabilidad civil, por no hablar de una cobertura de seguro integral en carros que han sido cancelados. El argumento es que no tienen forma de saber si, en caso de que presente un reclamo con un título de rescate reconstruido, el daño sufrido es nuevo y no el daño que le dio al auto una marca de rescate en primer lugar.

Inspecciones

Sin embargo, hay formas de trabajar con las compañías de seguros. Aquí es donde toda la certificación, inspección y documentación puede ser útil. Algunas compañías de seguros de carros pueden negarse directamente a tratar con usted, mientras que otras pueden darle una cotización. El inconveniente es que la prima será más alta de lo habitual.

El siguiente paso es comparar las cotizaciones de diferentes compañías de seguros de autos. Luego, puede usar su documentación para demostrar que el carro ha pasado una inspección estatal.

Además, algunas compañías de seguros revisarán su carro con un inspector certificado contratado. Es posible que obtenga una cotización que no lo dejará con la sensación de haber sido estafado. Aquí es donde termina el proceso de recertificación. Puede mantener el auto o venderlo si ve una ganancia en el trato.

Consideraciones del Título de Rescate

Puede sacar varios puntos clave de este artículo. Los vehículos rescatados han sufrido daños que hacen que las compañías de seguros los cancelen. Algunos podrían haber sido robados y recuperados después de que la compañía de seguros haya pagado la reclamación. Algunos de estos autos están en perfecto estado, o con un daño pequeño con un costo mínimo de reparación. Uno de estos podría ser un auto perfecto para ahorrar algo de dinero.

Los vehículos de título de rescate, para aquellos que conocen los carros, son una buena manera de obtener un auto barato.

Luego puede arreglar el auto y usarlo como transporte diario. Alternativamente, puede vender el auto para obtener una ganancia. Si los costos de renovación de títulos y reparaciones se mantienen por debajo del precio de un vehículo de título limpio equivalente, es una buena oferta. Asegúrese de saber lo que está comprando. Esto debería minimizar la posibilidad de decepción y maximizar sus ahorros. Los carros de título de rescate pueden ser una excelente manera de comprar autos usados más baratos de lo que pagaría en un concesionario.

Obtenga más información sobre la compra y reparación de un vehículo de rescate comprado en una subasta con nuestra guía definitiva.

 

Comments